Saltar al contenido
Expositores y decoración

El mejor atril de Iglesia de 2022

Atril iglesia

Es en el mundo religioso donde más representativo es el atril. Pues todos lo conocemos seamos religiosos, ateos o no practicantes. Que es el atril o tribuna del orador y porque no confundirlo con el pulpito lo explicaremos más abajo.  Aquí tienes gran variedad de modelos y te exponemos los más conocidos.

Índice del contenido

Atriles para iglesia más vendidos del momento

Catálogo de los mejores atriles de iglesia


Atriles religiosos más vendidos actualmente

[bestsellers tag=»02atriltb-21″ key=»atriles de iglesia» amount=»3″ grid=»3″ style=»2″ prime=»yes»]

Atriles de iglesia: podios u oratorios religiosos

Un atril es un soporte que, en las iglesias, es utilizado para sostener elementos que se consideran sagrados, como por ejemplo la Biblia católica. Empezó a utilizarse en las primeras basílicas cristianas, y los primeros ejemplares que se conservan son anteriores al Siglo XV.

 Históricamente se han elaborado siempre en madera, sobre todo en nogal, ya que era la más utilizada en Europa para los muebles de la aristocracia y el clero. Tiene excepcionales cualidades de durabilidad, endurecimiento, preciosidad y facilidad para la escultura al carecer de nudos, a la inversa que otras maderas que también se utilizaban por su abundancia, como por ejemplo el pino.

 Con el paso del tiempo, los atriles religiosos han sido construidos también con mármol y se los ha adornado con plata y oro. Piedras preciosas, placas de bronce y tallas de marfil han sido otros detalles utilizados que han embellecido aún más estos soportes.

 Los atriles de las iglesias y monasterios eran de tres tipos: de mesa, de pie, donde en ocasiones se apoyaba el elemento sagrado, y aquellos que eran de grandes dimensiones y con cuatro caras que giraban sobre un pie elevado, denominado facistol.

 Inicialmente sólo había una tarima para la Biblia en una iglesia. Luego pasaron a ser dos, uno frente al otro en las paredes, al norte y sur del coro. El atril en la norte se utilizó para los sermones de los sacerdotes y de los obispos, y el canto del evangelio.

El del sur tuvo dos funciones, uno frente al altar, donde el subdiácono leía la epístola, y el otro mirando hacia la nave, para leer las lecciones. Un buen número de iglesias católicas todavía tienen un segundo podio. Por último, algunas iglesias agregaron un tercer atril pura y exclusivamente para la lectura del sermón. Algunas todavía lo mantienen.

 Como vemos, el oratorio religioso tiene muchos siglos de historia de índole cristiana. Sin embargo, con el correr de los años, esto ha ido cambiando y paulatinamente se ha ido transformando en un elemento importante para otras áreas, como por ejemplo la música y la gastronomía.

 Así fue que los materiales y los tipos de atriles han tenido cambios importantes. Por un lado, se han empezado a usar materiales mucho más baratos y fáciles de trabajar, para aumentar la productividad y competitividad. Por otro lado, se han elaborado tipos especiales para usos concretos, como por ejemplo el púlpito de partituras para músicos, el soporte para conferencias de prensa de destacadas personalidades y aquellos ubicados en la puerta de restaurantes, donde se encuentra la carta.

Tipos de atriles religiosos

En la actualidad, hay dos tipos de atriles para iglesias: de mesa y de pie. Los primeros, en su gran mayoría, están ubicados en la mesa del altar. De esta manera, están próximos al sacerdote mientras transcurre la celebración de la Misa. Dentro de la amplia diversidad de estilos y materiales que existen en estos atriles, encontramos dos partes que son comunes a todos: la base y el soporte para los textos.

 La base de los atriles puede tener pequeñas patas, ruedas o algún tipo de protección para evitar dañar el ara. Puede estar fabricado en todo tipo de materiales, y suele estar en la parte en dónde se ponen los textos. El sustento para el escrito sagrado normalmente es una superficie inclinada con una parte que sobresale en la zona inferior, que evita que los libros se caigan. Es usual que tengan distintos grados de inclinación. Estos oratorios religiosos pueden estar decorados con todo tipo de elementos religiosos, como por ejemplo JHS y símbolos de los evangelistas.

 Los podios de pie suelen desempeñar las mismas funciones que los atriles de mesa, la diferencia radica en que no precisan de ninguna otra pieza para ser utilizados. Los atriles religiosos de pie son los que más se han empleado históricamente. Estos soportes suelen estar decorados con paños de atril, que pueden estar bordados con elementos litúrgicos y suelen cambiar de color en función de la época del año en la que nos encontremos. Tienen un rol decorativo y simbólico.

Los atriles de canto corales también son de índole eclesiástica. Podemos encontrarlos en templos de todo el mundo, usado para orar o divulgar la palabra de dios. También se usan en coros para cánticos de culto hacía, en canciones universitarias y por oradores y divulgadores de la palabra divina. El atril Coral es sin duda, un fijo en las iglesias de medio mundo, así como en pequeñas capillas y templos sagrados.

 Estos soportes para templo tienen una parte de la cual los de mesa carecen. Además de la base y el soporte para los textos sagrados, los atriles de pie cuentan con un cuerpo central que une la base con el soporte. Esta parte central, generalmente con forma de tubo, suele estar fabricado en los mismos materiales que la base y el soporte. El cuerpo central tiene una función muy importante: la de regular la altura del atril, que es muy importante para que se pueda subir o bajar, adaptándolo así a la altura del sacerdote o persona que los vaya a utilizar. 

Dónde comprar atriles religiosos

Con los datos de los materiales de su conformación y los tipos de atriles religiosos más utilizados, puedes preguntarte dónde comprar este precioso facistol, y siempre buscando las mejores ofertas.

Ofertas en atriles de oración

 Lo primero a tener en cuenta a la hora de comprar un atril es el lugar. Son elementos, como vimos, de características especiales, por lo que previo a la compra, además de todo lo detallado anteriormente, hay que tener en cuenta ciertos aspectos para adquirir un producto de calidad, que perdure en el tiempo y que sea bonito.

 La experiencia de quienes hacen atriles es fundamental. Hay personas que llevan muchísimos años en el negocio y han hecho soportes de todo tipo. Ir primero a estos lugares es lo primero que hay que hacer.

 Más allá de lo que se pueda ver y averiguar por Internet, es importante ver modelos en el mismo local donde estamos interesados en comprar y de paso observar también la metodología de trabajo. Mientras más seguridad y confianza inspire el sitio, mejor. Aquel que os dé mayor confiabilidad, será el elegido para el importe.

 Por último, el decorado del atril religioso. Allí, una buena opción sería agregar símbolos litúrgicos e históricos personajes católicos que representan la creencia de la persona. También poder adornarlo con elementos como piedras preciosas, oro y plata harán que el facistol transmita una belleza inconmensurable.